Programación para el profesorado

I. INTRODUCCIÓN
II. OBJETIVOS DE LA UNIDAD
III. CONTENIDOS: DESARROLLO DE LA UNIDAD
IV. TEMPORALIZACIÓN
V. EVALUACIÓN

 

INTRODUCCIÓN

En esta unidad “Entonces, como explicarle a un niño…: La familia judía durante la época de la Shoá”, nos ocuparemos de la fractura de la familia judía durante la época de la Shoá mediante el análisis de la narración El Juego de la Llave, de Ida Fink.

¿Qué le sucedió a la familia judía en una realidad en la cual las estructuras políticas, legales y sociales ya no eran aplicables a la población judía, al tiempo que se la despojaba de los derechos básicos de la existencia? ¿De qué modo influyó la destrucción del significado de la noción de “casa” sobre la familia y sobre sus integrantes? La segunda actividad, mediante el poema El pequeño contrabandista de la poetisa Henrika Lazowert, asesinada en Treblinka, incide en los mismos conceptos.

Aunque estos aspectos son los que se tratan monográficamente en la unidad, no conviene que sean desvinculados de su CONTEXTO HISTÓRICO: la persecución sufrida por la familia judía que culminará con su exterminio. En este sentido, si consideramos que nuestro alumnado carece de ese contexto, es vital su trabajo previo.

Sólo a título orientativo ofrecemos un esquema para paliar estas posibles deficiencias. Es vital que el alumnado conozca:

Las víctimas de la Shoá: los judíos, sólo por el hecho de serlo. Conviene recordar, aunque no sean el objeto de trabajo de esta unidad, que homosexuales, los Testigos de Jehová y disidentes fueron también objeto de persecución y exterminio.

Los perpetradores: los nazis

Los Justos entre las Naciones: aquellas personas no judías que arriesgaron su vida para ayudar a las víctimas.

Cronología básica del nazismo

Contexto general de la 2ª Guerra Mundial

Fases de la Shoá:

Humillaciones y persecuciones

Segregación y prohibiciones

Primeros asesinatos

Trabajos forzados

Los ghettos

Deportaciones

Fusilamientos

La Solución Final: exterminio sistemático en los Campos de la muerte (lager)

OBJETIVOS DE LA UNIDAD

Conocer el contexto histórico en el que se desarrolló la Shoá.

Entender los conceptos de Shoá y genocidio.

Acceder a los principales sucesos que conforman la historia de la Shoá

Promover la educación, el recuerdo y la investigación sobre la Shoá.

Generar un espacio para la memoria de las víctimas y para aquellas personas que contribuyeron a la salvación.

Distinguir claramente a las víctimas frente a los perpetradores.

Sensibilizar sobre lo que supuso humanamente la Shoá.

Concienciar sobre la importancia de involucrarse en la defensa de valores esenciales como el respeto a la vida, la tolerancia y la democracia.

Entender la tolerancia como la principal arma para evitar sucesos futuros de ese tipo.

Desarrollar posturas activas de lucha contra la xenofobia, la discriminación y la indiferencia.

Reflexionar sobre el uso y el abuso del poder y el papel y la responsabilidad que tienen los individuos, las organizaciones y las naciones al enfrentarse con violaciones de derechos civiles y políticas genocidas.

Ayudar a alumnos y alumnas a entender que es su responsabilidad como ciudadanos demócratas aprender a identificar las señales de peligro y saber cuándo reaccionar.

Promover actitudes de condena a toda manifestación de intolerancia religiosa o étnica.

CONTENIDOS

  1. – La familia durante la Shoá.
  2. – La inversión de papeles.
  3. – La desprotección de la infancia.

DESARROLLO DE LA UNIDAD
ACTIVIDAD I.- Análisis de las fotografías (Conveniente hacerla en gran grupo, que cada alumno o alumna vaya aportando datos)

En la descripción es importante que queden claros aspectos como:

– Imagen de familia

– Actitudes que se observen: Protección de los niños

– Elementos discordantes: la estrella

ACTIVIDAD II. Lectura de la narración y análisis.

– La lectura debe ser individual. Puede ser previa, al igual que el cuestionario que se le incluye al alumnado.

A. ANÁLISIS DE LA NARRACIÓN.

En El Juego de la Llave nos ponemos en contacto con la rutina cotidiana de la vida de una familia, el padre, la madre y un niño. La historia transcurre en un apartamento y se centra en el juego que la familia juega cada noche. Dicho juego, nos iremos enterando gradualmente, no es sino un ejercicio para la preparación de un rápido ocultamiento del padre en el caso de que alguien lo buscara. El papel del niño era demorar a quien esperaba tras la puerta, haciendo a propósito todo más despacio hasta abrir. La narración nos descubre la existencia insoportable en una realidad en la cual las normas de vida violan y destruyen los principios más básicos del ser humano. La situación de la familia luego de la cena es aparentemente banal. La descripción es ingenua (la historia se aclara por completo solamente hacia el final). Solamente en la segunda mitad de la historia podemos comprender el significado del juego. Pero los inicios inquietantes existen ya al comienzo de la historia: la descripción de la cocina en el primer párrafo, “era amarilla casi por completo, y las paredes estaban llenas de humedad”, el hecho de que se trataba del tercer apartamento en el que la familia vivía desde el estallido de la guerra, el hecho de que la familia estuviera escapando, un movimiento de ojos del padre y por supuesto el llamado a cumplir con la “obligación del juego”.

El juego es el núcleo de la historia. Participan en él padre e hijo, y la madre es como si observara desde un costado, controlando lo que sucede. A diferencia de los juegos de niños (o de adultos) habituales, no hay en este juego una huída hacia un mundo imaginario, libre de peligros. En el mundo de los protagonistas de la historia, el juego es fiel a la realidad: El éxito o el fracaso en las tareas son cruciales. El juego que juegan los miembros de la familia – como una historia dentro de otra historia – permite anticipar la sacudida que está por afectarla. El papel activo es el del niño. Es él quién debe hacer ruido, correr, trepar, llevar y hablar, en tanto que su padre se esconde. La madre no tiene un papel activo en el juego. El niño recibe elogios y apoyo por algo que el mundo normal hubiera merecido un castigo: la capacidad para mentir. Es él quién debe expresar con palabras el concepto de muerte, concepto que un niño de su edad se supone que aún no entiende: el debe “matar” al padre para poder salvarlo. Los papeles tradicionales de padres y niños, como toda la estructura de relaciones entre los habitantes de la casa, se invierten, destruyendo el funcionamiento de la familia. El estilo literario transforma la historia de un caso particular, de una familia determinada, en un caso general. El relato está redactado en tercera persona (contado por un relator externo), con un lenguaje escueto y descripciones sucintas (estilo de informe). La historia carece de prólogo. Sin introducción ni preparación entramos en la habitación y en la cocina y conocemos a los personajes a través de una sola noche en su vida. El espacio y el tiempo permanecen indefinidos: la casa se halla en ningún lugar (por lo cual puede estar en cualquier lugar), la fecha es cualquier momento durante la guerra (no se menciona qué guerra), y los personajes no tienen nombre sino apodo – “el hombre”, “la mujer”, “el niño”. La familia es reducida, nuclear, un número mínimo de integrantes para responder a la definición de “familia”. Este minimalismo es lo que convierte a la historia en una alegoría de la situación. Esto se aprecia más intensamente en la última oración de la historia: “[…] pero hacía ya tiempo que él mismo podía definirse como muerto, para quien llamara de verdad”. El lector es arrojado hacia fuera de la situación específica y descubre la dura verdad, la de un destino que arrastra a todos, y esta determinado de antemano.

A través de las preguntas presentadas vamos a discutir la fractura de la familia judía en el período de la Shoá. ¿Cuál es el significado de la vida escapando? ¿Qué sucede con el papel de cada persona en la familia? ¿Qué sucede con los vínculos dentro de la familia? ¿Qué sensaciones pueden aparecer ante la permanente necesidad de esconderse? ¿Y ante la separación de los miembros de la familia? ¿La idea de “casa” – que significados tiene? ¿Acaso esos significados eran válidos en la realidad que se describe en la historia?

B. CUESTIONES PLANTEADAS AL ALUMNADO.

1. ¿Cuál es el tema de la historia? Una familia judía intenta ocultarse durante la Shoá.

2. ¿Cuáles son los detalles de esta historia que indican que transcurre durante la Shoá?

Es el tercer apartamento en el que viven la familia

La palabra “guerra”

Las características arias del niño

Huída agitada

Escondite

Rutina de la práctica del “juego” cada noche

3. ¿Qué es lo que ocupa el centro de la trama? El intento de salvar al padre de la familia mediante la rutina del ejercicio del “juego” cada noche.

4. ¿Por qué el ejercicio de ocultarse se hace en un juego? El juego es un componente importante en la vida del niño. Durante la mayor parte de las horas del día se halla ocupado en juegos, y así es que para quitar de las espaldas del niño el peso de la responsabilidad que implica la tarea, los padres crean una situación imaginaria. El juego está destinado a simplificar el difícil papel que le ha tocado al niño. Establece una valla entre el mundo infantil y protegido del niño y los peligros que acechan afuera.

5. ¿Quiénes participan en el juego y cual es el papel de cada uno?

El padre – su papel es esconderse.

El niño – su papel es demorar a los que buscan a su padre.

La madre – no tiene papel en el juego en sí, su papel es dirigir o poner en escena el juego. Ella es quién da la señal para el comienzo del juego (el sonido de la campanilla de la puerta), y señala el peligro que se cierne.

6. ¿Quién tiene el papel principal en el juego?

El niño. El destino de la familia depende del éxito que tenga en su tarea: ajustarse a los tiempos (para que el padre tenga tiempo de ocultarse), hacer ruido, aparentar naturalidad, decir las cosas adecuadas y así.

7. El juego, tal como se los describe en el relato de Ida Fink ¿Guarda relación con las asociaciones que se anotaron en la pizarra al comienzo de la clase?

8. ¿Cuáles son, a su entender, las tareas asociadas al papel de padres? ¿Cumplen los padres del relato con estas tareas?

Los padres tienen un papel decisivo en la conformación de la identidad y el destino de sus hijos: la consolidación de la imagen que los niños tienen de sí mismos, la satisfacción de sus aspiraciones personales y la adquisición de los valores que conducirán su vida. Todas estas relaciones descansan sobre la proximidad y la dependencia mutua. Los niños necesitan al mayor que satisfaga sus necesidades básicas – alimento, refugio y un amor que no esté condicionado por nada. El crecimiento de los niños y la estabilidad de su mundo interior dependen en gran medida de las posibilidades de los padres para cumplir con estas tareas.

En el relato se entiende que los padres del niño se preocupan por él y lo aman, aunque junto al intento de preservar en alguna medida el marco familiar, está el temor existencial. Por ello es que el niño tiene un papel crítico: él es quién debe defender a los miembros de su familia. En sus manos está la “llave” [en hebreo la misma palabra puede significar clave y llave] para salvar sus vidas.

9. Características de los personajes: ¿Tienen los personajes características físicas o personales como nombre, aspecto o carácter? Los personajes no tienen rostro, nombre ni características personales, sus características están determinadas por la situación.

10. ¿Por qué no se los presenta por su nombre? ¿Cómo influye esto sobre el lector? Este hecho despierta la identificación con los personajes, y al mismo tiempo separación y alejamiento porque los personajes, como el lugar, son generales, no identificables. Es posible que el relato intente describir por un lado la realidad de una familia judía típica durante el período de la Shoá– persecuciones, huidas, crisis de identidad – u por otro lado la deshumanización del régimen nazi y su influencia sobre la población del lugar.

Recomendamos concluir la clase con la frase con que se cierra el relato: “Muerto”, contestó el niño y se arrojó sobre su padre, que estaba parado a su lado guiñando los ojos de manera graciosa, pero hacía ya tiempo que él mismo se hallaba con los muertos, para todos aquellos que llamasen de verdad.” (Ida Fink, “El Juego de la Llave” en: El Fin de mi Primer Mundo, serie clásica de bolsillo Arte para el Pueblo / Pueblo Trabajador, Tel Aviv 1997, página 40).

ACTIVIDAD III. Lectura del poema y análisis.

Es aconsejable, en este caso, una buena lectura en voz alta y la fijación de la atención en el nombre de la poetisa, asesinada en la Shoá. Las cuestiones que ha de responder el alumnado están orientadas a ver el trágico papel de los niños, que se ven privados de la seguridad que tenían en sus padres y su derecho a la protección pero además son víctimas de la inversión de papeles que los obliga a erigirse en el sustento y/o la protección de la familia. En esa línea han de ir las reflexiones de la cuestión última.

B- CUESTIONES PLANTEADAS AL ALUMNADO

a) Anota todo el vocabulario que te sugiera sensaciones de opresión y encierro:

apertura/ oscuridad / alambres / ruinas / vallas /hambriento /me escurriré/ pasaré como un gato /atrapara

b) Haz lo mismo con todo el léxico que aluda a la muerte:

Bala/ ser mortal/ no me esperes más

c) ¿Para qué afronta el niño todos esos peligros?

Procurar la subsistencia de su madre (contrabando en el gueto como única forma de conseguir alimento)

d) ¿Cuál es su “única preocupación” si lo alcanza una bala?

Dejar a su madre sin pan

e) ¿Crees que debiera ser el papel de un niño?

ACTIVIDAD IV. Descripción de las fotografías

A modo de recapitulación, los aspectos a que se han de conducir las reflexiones del alumnado en la descripción de las fotografías finales es a ver lo impropio y terrible de la vida del niño judío en el gueto.

Si es preciso se le aportarán nuevos datos como el hacinamiento de las familias, el hambre, etc.

ACTIVIDAD V. Recapitulación.

La actividad final que se propone al alumnado es de REFLEXIÓN Y CONCIENCIACIÓN mediante dos cuestiones:
¿Cómo crees que afectaría a los pocos niños judíos que sobrevivieron a la Shoá esas vivencias tan terribles?
¿Qué medidas tomarías para que JAMÁS se vuelva a repetir la SHOÁ?

Se pretende con ellas una reflexión más profunda respecto a las víctimas y a la intolerancia que lleva a las grandes tragedias humanas así como una concienciación de que TODOS Y TODAS debemos tener un papel activo como ciudadanos en su prevención.

En el apartado MATERIALES ADICIONALES se dan una cantidad de testimonios sobre distintos temas tratados en la clase: huída y escondite, quiebra de la célula familiar e inversión de los papeles, destino de los niños durante el período de la Shoá, separación y muerte. Recomendamos integrar los fragmentos de testimonios en el curso de la clase para dar a los alumnos una visión más completa sobre el tema.

De igual forma, si se desea “salir” de los textos, recomendamos vivamente acudir a los materiales de yadvashem.org donde se puede acceder a más fotografías y a vìdeos de los supervivientes.

TEMPORALIZACIÓN


Se puede programar para una sesión de clase. En el caso del TEXTO I lo conveniente sería que alumnos y alumnas lo lean fuera del aula y traigan el trabajo hecho para luego invertir más tiempo en las dudas, reflexiones y debates que éstas generen.

Lógicamente, si se destinan dos o más sesiones, se puede dar una visión de conjunto más efectiva.

EVALUACIÓN
Al margen de la última actividad de recapitulación, cualquiera de los textos incluídos como MATERIAL ADICIONAL puede servir de base a la reflexión del alumnado para evaluar si se han alcanzado los objetivos. Paralelamente debiera plantearse una pequeña indagación en INTERNET donde se localicen VÍCTIMAS o la elaboración de un pequeño cuadro sinóptico sobre la Shoá.